Archives

  • 2018-07
  • 2018-10
  • 2018-11
  • 2019-04
  • 2019-05
  • En el plano internacional Ucrania hab a enfrentado

    2018-11-15

    En el plano internacional Ucrania había enfrentado, en los últimos años, una disyuntiva entre dos alternativas de integración económica, una opción era el Acuerdo de Asociación con la ue propuesto desde Bruselas y la otra estaba constituida por la Unión Aduanera Euroasiática ofertada por Moscú; ambas incompatibles entre sí en cuanto alpha adrenergic blockers los intereses comerciales de cada lado. El Acuerdo planteado por la ue se negociaba desde 2007 pero Rusia ejercía continuas presiones sobre Ucrania para evitar que dicho acuerdo se concretara; un episodio de ello, entre los más recientes, fue el suscitado en agosto de 2013, cuando el Servicio Aduanero de la Federación de Rusia sometió a revisiones exhaustivas las exportaciones ucranianas, provocando el estancamiento de diversas mercancías, hecho que a todas luces respondía a los avances en las negociaciones en torno al Acuerdo de Asociación y a declaraciones como la del portavoz de Comercio de la Comisión Europea John Clancy y del primer ministro ucraniano Nikolái Azárov sobre las amplias posibilidades de concretar el Acuerdo con la ue durante la cumbre de la Asociación Oriental celebrada en Vilna, capital de Lituania, en noviembre de 2013. Aunado a lo anterior existían amenazas más directas. En el mismo mes de agosto el Presidente de Rusia Vladimir Putin, declaró que los miembros de la Unión Aduanera –hasta 2013 constituida por Bielorrusia, Kazajistán y Rusia– tomarían medidas arancelarias contra todo producto proveniente de Ucrania si ésta concretaba el acuerdo con el bloque europeo, ya que las autoridades de estas naciones no estaban dispuestas a dar beneficios a mercancías provenientes de la ue. Como consecuencia de estas presiones, llegado el mes de noviembre –durante la cumbre– el entonces presidente ucraniano Víktor Yanukovich rechazó firmar el Acuerdo con la ue–el mandatario pedía como condición un programa de ayuda financiera para cubrir adeudos de gas y modernizar los gasoductos– anunciando a la vez un fortalecimiento de sus relaciones con Rusia, suceso que provocó el descontento de la población ucraniana proeuropea, que alpha adrenergic blockers comenzó una serie de manifestaciones. Pese a ello un mes después, pasando por alto las protestas, Yanukovich concretó un acuerdo con Putin, en el cual logró que Rusia se comprometiera a comprar 15 mil millones de dólares en bonos del Estado ucraniano y a reducir en un 33% el precio del gas que le vende a este país, lo cual daba a Ucrania la posibilidad de aminorar su desequilibrio de balanza de pagos. La firma de ese acuerdo radicalizó las protestas de los proeuropeos (denominados como la oposición al estar en desacuerdo con la implementación de políticas encaminadas a Elongation factors un mayor acercamiento a los intereses de Rusia) quienes comenzaron a exigir elecciones anticipadas, una reforma constitucional y el esclarecimiento de los términos bajo los cuales se habían aceptado los beneficios que ofreció Moscú. Posterior a ello, ocurrieron eventos que complicaron más el conflicto y agregaron un nuevo frente a las protestas, los prorrusos (o también llamados rebeldes), entre estos eventos estuvo la destitución del presidente Yanukovich –el 22 de febrero de 2014– quién fue sustituido temporalmente por Alexander Turchinov, de un perfil político más proeuropeo; aspecto que implicó que el eje del conflicto se trasladara a Crimea (a la vez que otra ciudades eran contagiadas) que, por contar con una población en su mayoría rusohablante (76% de sus habitantes) desconoció la legitimidad del gobierno impuesto. Lo anterior, como es sabido, resultó en la anexión de Crimea a Rusia –en marzo del 2014– coadyuvada por los resultados del referéndum sobre el estatus político de Crimea y Sebastopol, que según Vladimir Putin “expresó la voluntad del pueblo crimeo” a favor de su reunificación con Rusia. En fechas recientes la zona Este de Ucrania, también primordialmente rusohablante, continúa en intenso conflicto, luego de que las provincias de Donetsk y Luhansk que conforman la cuenca minera de Donbas se autoproclamaran republicas populares independientes después de celebrar referéndums similares al de Crimea. En estas provincias dominan los separatistas prorrusos, quienes piden una reforma constitucional descentralizadora –que según un acuerdo firmado en Minsk debería suceder antes de que culmine el 2015– y dar un status especial al idioma ruso; a cambio, los dirigentes de Ucrania requieren la celebración de elecciones bajo su legislación y con la supervisión de la OSCE en ambas provincias, para poder concretar acuerdos con representantes legalmente elegidos. Todo esto ha mantenido a Ucrania en intenso conflicto armado y ha derivado en una perspectiva negativa en el pib de 9% y una inflación de cerca de 50% para finales 2015. Cabe recalcar que en el transcurso de estos acontecimientos han ocurrido diversos movimientos diplomáticos especialmente de la ue;antes del hurto de Crimea estos buscaban evitar un conflicto mayor, ahora principalmente van encaminados a resolver las diferencias entre Rusia y Ucrania en torno al gas natural.